Entre ruidos y murmullos | Opanoticias
Pasar al contenido principal

Entre ruidos y murmullos

Confieso que me siento defraudado con la tan anunciada marcha del primero de abril. Me fallaron los marchantes. Creí que iba a tener más arengas y discursos efervescentes  en contra de la corrupción.

Pero no. En Neiva por ejemplo no escuche a nadie  que se pronunciara en contra de los que se han robado la salud en el  Huila.  Lo que ha costado vidas humanas, mientras los ladrones derrochan en lujos y orgias suculentas.

No escuche a nadie  denunciando los actos de corrupción que  los servidores públicos cometen cuando llegan con la chequera del diablo a gobernar.

Nadie  reclamó  por las obras hechas a medias,  porque las coimas son superiores al veinte por ciento y van a parar a bolsillos  del ordenador del gasto de turno.

Ya se sabía que esa era la pantalla que utilizarían los que convocaron la marcha.  Disfrazaron el evento.  Dijeron que, era  la marcha contra la corrupción. Pero dentro del disfraz se escondía el odio y los deseos de guerra.

La marcha resulto, como estaba prevista, una marcha contra Santos. Una  procesión asnal,  que   repetía lo que podían leerse en un desteñido panfleto   “No más Santos” “No más FARC ” “Santos fuera ” ….

Que patriotismo, que amor por Colombia de quienes estaban en la fila. Claro muchos de ellos sacando el pecho porque hacen parte de la nueva ultraderecha nacional. Hijos paridos de Álvaro Uribe Velez.  No se por donde los parió,  pero se creen de la misma sangre del más corrupto de todos los corruptos. Responsable de tantas muertes por falsos positivos. Jefe de todos los corruptos que hoy están condenados por la justicia colombiana y que fueron de su sanedrín personal.  Solo para citar algunos  ejemplos de las atrocidades cometidas en sus ocho años de gobierno. 

Claro que otros marcharon bajo la hipnosis torcida del ex procurador de las calzonarias. Si Alejandro Ordoñez, viejo retrogrado, regodo y perverso. El mismo que en un zarpazo, le torció el pescuezo a la ley y se hizo reelegir en su cargo como procurador.  

Que ejemplos de corruptos tenemos. Hoy puedo pensar con tranquilidad que a quienes vi marchar por las calles de Neiva  el sábado, son de la misma calaña de los convocantes. Los vi pasar reclamando que vuelva la guerra. Pidiendo sangre. Ojala ellos empuñaran siquiera un palo para salir a combatir en el campo de batalla. Les aseguro que antes que se rompa  la fila del combate,  están podridos en sus pantalones.

Valientes,  si muy valientes, hacer la guerra con la sangre del indio y campesino. Así  es fácil salir a marchar.  Mientras la corrupción que era el verdadero objetivo del evento,  sigue campeando aquí y allá.

Claro está que muchos de esa recua de marchantes, ni siquiera saben cuál es el significado de la palabra “CORRUPCION”. A pesar de que los corruptos convocantes los llevaban de sus propias marices.

No  soy santista  ni uribista. Soy un colombiano que amo mi país y   quiero la paz.

Categoria: 

Opa Tv