EE. UU. podría pedir las contraseñas de redes sociales para dar la visa | Opanoticias
Pasar al contenido principal

Meses antes de que Donald Trump fuera elegido como presidente de Estados Unidos se había especulado que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (U. S. Customs and Border Protection (CBP)) quería agregar a los requerimientos el estudio de los perfiles personales en redes como Facebook, Twitter, Instagram y el propio Snapchat.

 

En ese momento se calificó como una “mentira viral”, sin embargo, el mismo secretario de Seguridad Interior, John Kelly, anunció en días pasados que las embajadas estadounidenses podrían exigir a los solicitantes de visa sus contraseñas para acceder a sus redes sociales con el fin de efectuar controles más estrictos. Esta medida está encaminada a reforzar los controles previos de los visitantes y a eliminar a aquellos que puedan constituir una amenaza a la seguridad, lo que Donald Trump calificó de "verificación extrema".

 

La medida afecta particularmente a los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana (Irán, Siria, Libia, Irak, Somalia, Sudán y Yemen), cuyos procedimientos de control aun son muy débiles, señaló Kelly. La entrada de ciudadanos de esos países y de todos los refugiados fue prohibida temporalmente el pasado 27 de enero por el presidente Donald Trump en un decreto que luego la justicia estadounidense suspendió, muchos detractores consideraban como discriminatorio y anticonstitucional la norma. "Queremos tener la posibilidad de consultar sus redes sociales con las contraseñas", declaró Kelly en una audición ante la comisión sobre Seguridad Interior de la Cámara de Representantes.

 

"Es muy difícil efectuar verdaderos controles en esos países, en esos siete países (...), pero si vienen queremos poder decir los sitios web que visitan y que nos den sus contraseñas para que sepamos qué es lo que hacen en internet". John Kelly indicó que todavía no se había tomado ninguna decisión al respecto pero que, sin duda, en el futuro se iba a aplicar controles reforzados, aunque esto signifique plazos más largos para la obtención de visas. "Si no quieren cooperar, entonces no entran" en Estados Unidos, concluyó.

 

Tomado. Semana.com