Carolina Macías, todo un ejemplo de lucha y persistencia opita desde Australia | Opanoticias
Pasar al contenido principal

En esta semana nuestra invitada en la sección Opitas en el Mundo es una neivana  radicada en Australia quien ha encontrado su sitio ideal al otro lado del planeta.

 

Se trata de Carolina Macías, una abogada de profesión quien llegó a la tierra de los canguros con el fin de mejorar su inglés pero que luego se terminó convirtiendo en su reto y propósito de vida.

 

Tanto así que, actualmente lleva casi una década viviendo en Australia, donde se ha asentado con su familia, tiene la ciudadanía y de paso su historia es un buen ejemplo de lo que puede ser capaz de hacer una persona.

 

“Cuesta adaptarse pero vale la pena, no es nada fácil pero todo se puede lograr desde q se tenga un objetivo fijo”, comentó.

 

Entre Neiva y Garzón

 

Carolina nació en Neiva, sin embargo buena parte de su vida la hizo en Garzón, donde pasó casi toda su infancia y parte de la adolescencia; el hecho de vivir en un sitio céntrico del Huila como la Capital Diocesana, le permite guardar muchos bellos recuerdos del centro del Huila y de otras partes.

 

“Cómo olvidar la magia y el encanto del parque arqueológico de San Augustin, el salto Bordones en toda su esencia, el esplendor  del desierto de la Tatacoa, el estrecho del Magdalena en todo su caudal, el monasterio y la catedral de Garzón, los bizcochos de Altamira, el aire puro y fresco de Rivera, El monumento Los Potros...esto y muchas cosas recuerdo y extraño del Huila”, expresó.

 

Durante su adolescencia, Carolina volvió a Neiva, en esta ocasión a estudiar, cursó la carrera de derecho en la Universidad Cooperativa de Colombia; dentro de sus planes estaba el ser una buena jurista e incluso trabajó en algunas dependencias como la Secretaría de Tránsito y Electrohuila.

 

Sin embargo, pese a esos sueños y la experiencia adquirida, la vida le otorgó nuevos planes y oportunidades.

 

Carolina junto con su esposo e hijos. 

 

Pasaje a Australia

 

Su necesidad de aprender inglés hizo que Carolina dejara Colombia para establecerse en Australia, en principio la idea era estar máximo tres años en el país para aprender el idioma, no obstante esos tres años se extendieron a nueve, el tiempo que lleva viviendo.

 

Eso sí, hacer vida en cualquier país, así sea para vivir solo por tres años, no fue una tarea fácil, tanto en la comunicación como en otras cosas, la alimentación por ejemplo.

 

“Tenía muy poco inglés y eso me dificultaba la comunicación, querer decir algo y no saber cómo expresarlo, esa parte fue deprimente…Me costó acostumbrarme a algunos alimentos porque saben diferente. Además hay muchos momentos donde te sientes solo y allí empiezas a extrañar a tu familia y amigos, país y costumbres”, recordó.

 

Pero claro, todos esos momentos duros lo único que le sirvieron fue para seguir esforzándose y al final, toda esa lucha y perseverancia, tuvo su recompensa.

 

“Afortunadamente y gracias a Dios las cosas han salido muy bien con mucha paciencia, esfuerzo y perseverancia; les debo confesar que caí muchas veces, pasaron momentos muy difíciles pero valió la pena”, comentó.

 

Una nueva vida

Otro de los puntos en los cuales Carolina experimentó, fue en la parte profesional, el no saber inglés y el hecho de ser abogada con conocimientos adquiridos en Colombia, le dejaron con solo dos opciones, volverla a estudiar o validarla.

 

Al final Carolina optó por volver a estudiar pero no el derecho, sino que estudió para ser enfermera dental en Australia, la profesión la cual se convirtió en su paraíso profesional.

 

“Estudié aquí para obtener este título, poco a poco me fui adaptando, nunca me hubiera imaginado desempeñarme en este medio pero aquí estoy, amando lo que hago, le encontré la parte linda y ahora disfruto atender ancianos y niños”, dijo.

 

Y no solo desde lo profesional, Australia también ha sido para nuestra invitada, el lugar ideal para echar raíces junto con su esposo e hijos y con la ayuda de sus padres, ya cuentan con la ciudadanía australiana.

 

“Mis hijos y yo tenemos la ciudadanía, mi esposo está en la espera de ella. Logro q le debemos a mis padres: Ruth Castillo y Fabio Macías, ellos fueron quienes aportaron todos los documentos necesarios para soportar la visa que  tramitábamos en ese entonces abriéndonos el camino hacia la ciudadanía”, expresó.

 

Carolina lleva nueve años viviendo en Australia. 

 

Extrañando el Huila

 

Tener una profesión que le gusta, una familia, un nuevo hogar y además con ciudadanía son algunas de las cosas de las cuales Carolina se siente orgullosa, pero hay algo que no deja atrás y que no puede ignorar, eso es el hecho de sentirse opita y de extrañar las cosas que la hacen lo que son, una huilense radicada en Australia.

 

Es por eso que extraña demasiado no solo los lugares y amigos, también los sabores de su tierra.

 

“Del Huila y de Colombia  extraño los bizcochos, el buen pan, el quesillo, la cholupa, el lulo, la ensalada de frutas con quesito rallado, el Doble Anis, la alegría y el calorcito de mi gente y el sabor de la rumba”, mencionó.

 

Y claro, planea volver a su tierra, a sentir eso que la hace ser única en Australia.

Categoria: 

Opa Tv