Caballo de Troya | Opanoticias
Pasar al contenido principal

Caballo de Troya

Claudia López ganó en consulta interna el derecho a ser la candidata a la presidencia por el partido Alianza Verde. La senadora representa a las fuerzas electorales unidas de Jorge Enrique Robledo y Sergio Fajardo y ella misma, que sumadas representan un grupo importante de votantes que podría elegir al próximo presidente de Colombia. Sin embargo, se sigue pensando que es la candidata de la izquierda. Pero, un día después de quedar elegida como candidata por Alianza Verde, la candidata manifestó su deseo de invitar a tomarse un tinto a Humberto De La Calle, mostrando así su interés de proponer otra persona para la coalición, no de izquierda, sino de centro como ella misma lo dijo. Una persona que representa experiencia, negociación y paz.

 

Para ella, la palabra izquierda esta unida al cuento del castrochavismo invadiendo Colombia y eso les impide contemplar una alianza con Petro, mucho menos con el nuevo partido de las FARC. Por eso la senadora de Alianza Verde, comparte las simpatías de la Uribestia con el Alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa, toma las mismas posiciones frente al Gobierno de Venezuela y a la hora de atacar a Petro con falsos señalamientos, se pone del mismo lado del uribismo. La senadora no quiere verse “muy de izquierda”. Por eso, el discurso que viene haciendo público Claudia López desde hace algún tiempo, esta cargado de críticas  a la izquierda colombiana aprovechando las coyunturas internacionales. Y lo ha venido reafirmando cada nada que puede, como en una discusión con Petro cuando dijo; “que vayan quedando claras las diferencias. Unos condenamos la dictadura de Maduro en Venezuela y otros la defienden. Imposible coincidir”.

 

Pero lo concreto; recordemos como la Alianza Verde, nacio justamente para usar al ex alcalde de Bogotá Antanas Mockus (con su complicidad por supuesto) para sacar del contexto presidencial a Gustavo Petro. En esa oportunidad inflaron en las encuestas a Mockus de la noche a la mañana, con lo cual más de un despistado se alejó del nombre de Gustavo Petro para apoyar a Mockus, logrando así la división de la izquierda lo que permitió a Mockus pasar a segunda vuelta y ser presa fácil de la campaña de Juan Manuel Santos. Hoy repiten la misma medicina, Claudia López, es la posición estratégica que juega la derecha para dividir la izquierda y hacer más fácil la carrera hacia la presidencia, bien sea para el candidato del Centro Demoniáco o para el candidato del Cambio Radical en caso de una posible alianza en la segunda vuelta para apoyar a Germán Vargas Lleras, candidato que muy seguramente unirá al senador Álvaro Uribe Vélez con el presidente Juan Manuel Santos.

 

La ambigüedad de Claudia Lopez se siente en su alharaca contra Uribe, diciendo de él, lo que  queremos oír, pero no lo ha denunciado ante las autoridades y ni el senador la denunciado por injurias y calumnias. Eso es un show médiatico, que busca confundir,  ya que mete a la senadora en las toldas de la izquierda porque en nuestro analfabetismo político, todo el que hable contra la Uribestia, ya es calificado de izquierdoso y Claudia López no es la excepción. La idea es simple, es lo que ha hecho el MOIR siempre, dividir los movimientos alternativos y asegurarles la permanencia en el Gobierno Nacional, al santismo y al uribismo a través de Germán Vargas Lleras. 


Opa Tv