Australia: el hogar de Karina Fonseca | Opanoticias
Pasar al contenido principal

Nuevamente Australia es nuevamente noticia en OPANOTICIAS, en este caso por nuestra invitada esta semana en la sección Opitas en el Mundo. 

 

Karina Fonseca es una joven oriunda de Pitalito quien llegó a la Isla Continente en un intento de estudiar en el exterior, pero que ahora, es su presente y la base de su mejor futuro. 

 

"Yo he decidido disfrutar cada etapa, creo que las oportunidades hay que buscarlas y no renunciar a los suerños", expresó. 

 

Para Karina, explorar y conocer el mundo es una pasión, en esta foto, durante una visita a España. 

 

De Pitalito para Bogotá

 

Karina nació en Pitalito y del Valle de Laboyos, recuerda la tranquilidad, la tradición y la amabilidad de sus familiares, amigos y vecinos. 

 

"Varios de los hermosos recuerdos que tengo es la tranquilidad del pueblo, de las casas en bareque y tejados, los castillos de pólvora en celebraciones de la Iglesia, las colinas de sus alrededores, los fines de semana en familia disfrutando distintos ríos cercanos y compartiendo con amigos", declaró. 

 

Pitalito fue además el lugar donde completó su ciclo escolar como bachiller en el Colegio Nacional de Bachillerato para luego viajar a Bogotá, donde estudio Administración Pública. 

 

Pese a que en principio tuvo dudas frente a esa carrera, al poco tiempo se 'enamoró' de su carrera y no solo se graduó, también se especializó en Consultoría Ambiental. 

 

En Australia, Karina ha encontrado un grupo de danza colombiana, el cual considera como su segunda familia. 

 

Con las alcaldías

 

Terminada su formación universitaria, Karina comenzó a laborar con las autoridades locales.

 

Comenzó laborando con varios equipos consultores para el desarrollo de proyectos en las alcaldías locales en Bogotá así como consultora independiente.

 

Luego viajó a Leticia, donde asistió a la Alcaldía en la formulación de proyectos por un año.

 

Concluido ese periodo volvió a Bogotá donde se vinculó al Consejo Nacional de Planeación y entre 2006 y 2007 trabajó en la Dirección de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobierno de Bogotá, siendo este su último empleo en Colombia.

 

Su paso a Australia

 

En el fondo Karina anhelaba proseguir su vida en el exterior, primero por motivos profesionales y luego por estabilidad laboral, algo que se le dio cuando, viendo avisos de estudios en el exterior, encontró la oferta de Australia, la que más le gustó.

 

Siempre me gustó el inglés Británico y Australia fue colonia Británica, así que pensé que esta influencia estaría bien para lo que buscaba. No sabía nada de Australia, pero cada vez que leía más acerca de este país, me reafirmaba que era el lugar donde quería estar”, mencionó.

 

Su adaptación

 

Resumir la vida de Karina en Australia es hablar de una etapa de su vida en varias etapas, algo para lo cual se adaptó, no sin pasar por varias dificultades, entre ellas dominar el inglés y conseguir trabajo.  

 

A esta altura todo es novedoso, estas tratando de entender cómo funcionan las cosas desde las más simples hasta las más complicadas y claro, extrañar a tu familia”, dijo.

 

Poco a poco las cosas fueron cambiando, fue así como encontró apoyo en un grupo local de danzas colombianas, donde comenzó a sentirse como en casa y al poco tiempo llegaron las oportunidades laborales.

 

Su presente

 

Karina actualmente vive en Brisbane y labora para una organización que ofrece asistencia migratoria de manera gratuita para refugiados y emigrantes así mismo, el bicho estudiantil volvió y en forma de maestría.

 

“Llevo en este cargo 7 años en calidad de jefe administrativa y durante este tiempo decidí estudiar un programa de maestría en lo que salía de mi corazón: urbanismo, esa etapa fue dura pero la terminé y logré mi ciudadanía”, recordó.

 

Todo ello, residiendo en Brisbane, una población de más de 2 millones de habitantes, capital del estado de Queensland y ubicada en el nororiente australiano, en las costas del Océano Pacífico.

 

“Brisbane es una ciudad no compacta comparada con otras ciudades más densas.  Tiene un clima que para mi gusto es similar a Pitalito, ves el sol casi todo el año y las estaciones como tal no las experimentas fuertemente, no es una ciudad despierta las 24 horas, usualmente tipo 5 de la tarde todo empieza a cerrar y es una ciudad con gran mezcla de migrantes”, reseñó.

 

En Austyralia, Karina se graduó como magister en urbanismo. 

 

Recordando al Huila

 

Un buen trabajo, una carrera profesional materializada, ciudadanía e incluso el amor de su vida, son las dádivas que le ha dado Australia a la vida de Karina, pero hay algo que no deja a un lado: su Huila.

 

“Del Huila extraño todo, los ríos, su paisaje, la comida típica, la gracia y el humor de su gente”, recordó.

 

Y aunque no tiene planeado regresar, si tiene contemplado visitar su tierra en un futuro no muy lejano junto con su esposo y experimentar por un buen periodo, eso que lo hace ser una ‘embajadora’ opita en la Tierra de los Canguros.

 
 
 
Karina junto con Nick el amor de su vida.