¡Alerta a los padres! Abuso de tecnología genera depresión y aislamiento a niños | Opanoticias
Pasar al contenido principal

La utilización desmedida y sin control de la tecnología en los infantes puede propiciar dificultades de salud, desórdenes en el sueño, irritabilidad, bajo provecho académico, aislamiento y depresión, y esto se da a conocer en los tiempos que permanecen conectados, la conducta que toman con sus pares y mayores, o el desinterés de cara a otras actividades y labores cotidianas.

 

Así lo explicó la neuro-psicóloga Carla María Kusiner, perteneciente a la Universidad de Palermo, Argentina, al hacer alusión, por ejemplo, a los juegos interactivos para infantes, de los cuales dice: “Conciben una elevada expectativa de cara a la recompensa, por lo que si no se consiguen las metas o los niveles deseados incitan irritabilidad y descontento”.

 

Por su parte, la psicóloga y especialista Ana María Reyes sustenta que una exagerada exhibición a la red puede causar en los pequeños graves consecuencias en su comportamiento. “Los infantes que utilizan la tecnología asiduamente y sin control se desvían del cumplimiento de sus deberes, y ello concibe ansiedad y estado depresivo, debido a que no se encuentran cumpliendo con las exigencias del colegio y tampoco se están afrontando al problema, sino distrayéndolo con un uso descomunal de lo tecnológico”.

 

Según reseñó el portal AFP, para el psicólogo y experto clínico, Julián Andrés Hernández Gómez, docente del Politécnico Grancolombiano, resulta una realidad que los niños que invierten más del cuarenta por ciento de su tiempo en la tecnología suelen poseer problemas emocionales, como la imposibilidad de reconocer sus propios sentimientos o los de los demás; baja o ninguna habilidad de interacción social, y mostrar periodos de depresión o ansiedad por el tiempo que pasan sin tecnología”.

 

“Esto puede darse desde edades tempranas, muchas veces desde que los infantes aún no conversan y se entretienen con los teléfonos celulares y las tabletas de sus padres, en vez de examinar el mundo a su alrededor e interactuar con quienes los rodean, que es la forma natural en la que se aprende, manifestó Kusiner.

 

En este sentido, la Universidad de Harvard inspeccionó a un grupo de pequeños con acceso a dispositivos inteligentes, hallando que los menores que los manipulaban pernoctaban menos, debido a que, por el tamaño del dispositivo, era muy fácil llevarlos con ellos a la cama, y manejarlos sin medida y sin la supervisión responsable de un adulto.

 

*Con información de segundoenfoque.com

Categoria: 

Opa Tv